¿Qué es el Herpes Zóster

 
 
Según el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades, casi una de cada tres personas desarrollará herpes zóster en algún momento de su vida. Alrededor de un millón de casos ocurren al año, de los cuales el 50% se producen en individuos mayores de 60 años. (Wilson, DD. Herpes zóster: A rash demanding careful evaluation. Nurse Pract. 2014 May 12;39(5):30-6 PAG 3).

1 de cada 2 personas que alcanzan la edad de 85 años o que la superan, habran padecido de herpes zóster. Hasta el 3% de los pacientes con la enfermedad requieren hospitalización. (Cohen, JI. Herpes Zóster N Engl J Med 2013;369:255-63. PAG 1).
¿QUÉ ES EL HERPES ZÓSTER?
El herpes zóster, conocido también como ‘culebrilla’, es una erupción cutánea localizada, por lo general dolorosa, que se produce con mayor frecuencia entre los adultos mayores y las personas inmunocomprometidas. Es causada por la reactivación del virus varicela-zóster (VVZ) latente décadas después de que, en la infancia, se estableció la infección inicial con varicela, usualmente. (Centers for Disease Control and Prevention. Prevention of Herpes Zóster: Recommendations of the Advisory Committee on Immunization Practices (ACIP). MMWR Early Release 2008;57,p.3).

Los virus de la familia herpes se conocen por su capacidad de permanecer latentes en el cuerpo y reaparecer en momentos impredecibles. La infección primaria, que se produce casi siempre durante la infancia, es causada por la presencia del virus varicela-zóster; el cual da lugar a la enfermedad varicela. Después, el virus se vuelve latente (es decir, inactivo) en los ganglios sensitivos de la raíz dorsal del sistema nervioso. La inmunidad celular suele prevenir que el virus se reactive o emerja de su estado latente. Cuando el sistema inmune disminuye, como resultado del envejecimiento normal o de cierto estado de inmunodeficiencia, el VVZ se puede reactivar; de donde aparece el herpes zóster. (Wilson, DD. Herpes zóster: A rash demanding careful evaluation. Nurse Pract. 2014 May 12;39(5):30-6 PAG 2-3).
(Kimberlin DW, Whitley RJ. Varicella–Zóster Vaccine for the Prevention of Herpes Zóster. N Engl J Med 2007;356:1338-43.)4.




La edad avanzada es el principal factor de riesgo para el herpes zóster. Al aumentar el tiempo después de la primera infección de varicela, en la niñez o la juventud, hay una reducción en el nivel de inmunidad celular que se correlaciona con la protección contra el herpes zóster. (Cohen, JI. Herpes Zóster N Engl J Med 2013;369:255-63. Pág. 1).

Además de la edad, el estado del sistema inmune de la persona es una variable fundamental en la reactivación del virus de la varicela zóster. Es más probable que el VVZ se reactive durante momentos de estrés y trauma; entre otros factores precipitantes. El estrés puede ser psicológico, como el que se debe a relaciones problemáticas, situaciones de trabajo o dificultades financieras. También puede ser físico, como con las numerosas condiciones que conducen a un compromiso del sistema inmune. (Wilson, DD. Herpes zóster: A rash demanding careful evaluation. Nurse Pract. 2014 May 12;39(5):30-6 Pág 3).

El herpes zóster no es contagioso como tal. Sin embargo, el virus puede transmitirse de una persona con herpes zóster activo a una persona que nunca ha tenido varicela. O sea que la persona expuesta podría desarrollar varicela sin desarrollar herpes zóster. (Wilson, DD. Herpes zóster: A rash demanding careful evaluation. Nurse Pract. 2014 May 12;39(5):30-6 Pág. 3).

El virus de la varicela se transmite a través del contacto directo con el líquido de las vesículas que se encuentran en la erupción cutánea en un paciente con varicela. Cubriendo la erupción durante esta fase de la enfermedad, se puede reducir el riesgo de transmisión. También se transmite a través de la inhalación de partículas virales de la erupción. El ADN del virus de la varicela zóster puede persistir en la saliva y en la sangre después de que la infección por herpes zóster se ha resuelto; la exposición a estos fluidos puede constituir posibles rutas adicionales de transmisión. (Wilson, DD. Herpes zóster: A rash demanding careful evaluation. Nurse Pract. 2014 May 12;39(5):30-6 PAG 3).
Derechos reservados ©2018 Merck Sharp & Dohme Corp. Una subsidiaria de Merck & Co., Inc.,Kenilworth, NJ, USA. Todos los derechos reservados.
Este sitio es solamente para los residentes de Colombia