Prevención

 
 
LA PREVENCIÓN YA ES POSIBLE
La prevención primaria del herpes zóster se focaliza en dos poblaciones: los jóvenes y las personas mayores de 50 años de edad. Como se señaló, para desarrollar herpes zóster es necesaria la exposición de varicela y ser seropositivos para esta. De manera que la prevención primaria de la varicela es a través de la administración de la vacuna de la varicela. Según las recomendaciones del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), la primera dosis de esta vacuna se administra entre los 12 y los 15 meses de edad; y la segunda, entre los cuatro y los seis años de edad. La segunda dosis puede administrarse antes de los cuatro años, con la condición de que hayan transcurrido al menos tres meses desde la primera dosis. (Wilson, DD. Herpes zóster: A rash demanding careful evaluation. Nurse Pract. 2014 May 12;39(5):30-6 PAG 6).

La vacuna de zóster vivo, Zostavax®, contiene virus de varicela zóster vivo atenuado y protege contra el desarrollo del herpes zóster al aumentar la inmunidad de la varicela zóster. La seguridad y la eficacia de la vacuna se evaluó en el estudio de prevención de herpes zóster; el cual involucró a más de 38 000 pacientes de 60 años de edad o más, con historia de varicela o con al menos 30 años de residencia en los Estados Unidos. Se encontró que la administración de la vacuna resultó en una reducción de 51,3% en la incidencia de herpes zóster y una reducción de 66,5% en la incidencia de neuralgia postherpetica. (Wilson, DD. Herpes zóster: A rash demanding careful evaluation. Nurse Pract. 2014 May 12;39(5):30-6 PAG 6) (Centers for Disease Control and Prevention. Prevention of Herpes Zóster: Recommendations of the Advisory Committee on Immunization Practices (ACIP). MMWR Early Release 2008;57 PAG 14).

La vacuna está aprobada por la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA por sus siglas en inglés) para prevenir el herpes zóster en personas de 60 años de edad o más. La eficacia de la vacuna para la prevención de herpes zóster es de un 70% para las personas 50 a 59 años de edad, de 64% en personas de 60 a 69 años de edad, y de 38% para las personas de 70 años o mayores. La eficacia de la vacuna en la prevención de la neuralgia post-herpética es del 66% para personas de 60 a 69 años de edad y de en un 67% para las personas de 70 años o más. Aunque la eficacia de la vacuna para prevenir el herpes zóster se reduce en las personas de 70 años o más, el aumento del riesgo de enfermedad grave y la eficacia persistente de la vacuna en la prevención de la neuralgia post-herpética en estas personas, favorece fuertemente la recomendación de la vacunación en ellos. (Cohen, JI. Herpes Zóster N Engl J Med 2013;369:255-63. PAG 7).

Los pacientes pueden recibir la vacuna zóster sin pruebas serológicas, independientemente de los antecedentes de la infección del virus de la varicela o herpes zóster. Debido a que contiene virus vivo, la vacuna se debe administrar de 2 a 4 semanas antes de iniciar cualquier terapia inmunosupresora. Para los pacientes que reciben tratamiento con corticoides de alta dosis, la vacunación debe posponerse por un mes después de la interrupción del corticoide. La vacunación debe posponerse en pacientes con enfermedad aguda y aquellos con tuberculosis activa no tratada. Para los adultos mayores que no han recibido la vacuna, y desarrollan herpes zóster, se recomienda que la vacuna se administre tan pronto como la erupción y el dolor resuelvan. La vacuna está contraindicada en el embarazo, en pacientes inmunosuprimidos o inmunodeficientes, como las personas con SIDA o discrasias sanguíneas así como para aquellos con anafilaxia a la gelatina o la neomicina. (Wilson, DD. Herpes zóster: A rash demanding careful evaluation. Nurse Pract. 2014 May 12;39(5):30-6 PAG 6).

La disponibilidad de una vacuna segura y eficaz para el herpes zóster ofrece una oportunidad para disminuir la carga de esta enfermedad y sus complicaciones en las personas con altos niveles de riesgo. (Centers for Disease Control and Prevention. Prevention of Herpes Zóster: Recommendations of the Advisory Committee on Immunization Practices (ACIP). MMWR Early Release 2008;57 PAG 23).
Derechos reservados ©2018 Merck Sharp & Dohme Corp. Una subsidiaria de Merck & Co., Inc.,Kenilworth, NJ, USA. Todos los derechos reservados.
Este sitio es solamente para los residentes de Colombia